Cuida tu salud

La salud es lo más importante

Enfermedades cardiovasculares: factores de riesgo y como evitarlas

Generalmente asociamos las enfermedades cardiovasculares a las personas mayores o a personas que tienen un desorden congénito, pero nada más lejos de la realidad.

Las enfermedades cardiovasculares (infartos, arritmias, insuficiencia cardiaca, valvulopatias, etc.) son las responsables de la muerte de 1 de cada 3 personas en los países desarrollados.

Enfermedades cardiovasculares: factores de riesgo y como evitarlas

Unos 2.200 americanos mueren por enfermedades cardiovasculares cada día (un promedio de 1 muerte cada 40 segundos). Al año se cobran más vidas que las víctimas del cáncer y de las enfermedades respiratorias juntas.

Algunas personas saben que tienen esta enfermedad, pero otros muchos no lo saben. No, las enfermedades cardiovasculares no son sólo cosa de mayores, y más nos vale conocer cuales son los factores de riesgo y tomar medidas preventivas tan pronto como podamos.

No podemos cambiar nuestra edad, género, raza o genética, pero lo que si podemos hacer es tener presentes los demás factores de riesgo relacionados con el estilo de vida. Son estos:

Tabaquismo

Fumar el es factor de riesgo principal en las enfermedades cardiovasculares. Y no solamente nos perjudicamos a nosotros mismos, también a quienes respiran el humo que expulsamos (incluyendo bebés y niños).

Hay más de 60000 muertes relacionadas con el tabaquismo cada año en nuestro país. ¿Qué podemos hacer nosotros? Si fumamos, dejarlo ahora mismo. Si no puedes hacerlo sólo, involúcrate en un programa de abandono del hábito de fumar, o contacta con alguna asociación que pueda ayudarte.

Eliminado el tabaco de tu vida, eliminarás un importante factor de riesgo para las enfermedades cardiovasculares.

Sedentarismo

Las investigaciones han demostrado que un nivel moderado de actividad física puede reducir el riesgo de sufrir una enfermedad cardíaca. Además, realizar por lo menos 30 minutos de actividad física a diario ayudará a bajar la presión arterial, reducir el colesterol y mantener un peso saludable.

Puede ser caminar, jugar en el parque con tus hijos, ir al gimnasio, bailar, correr, etc. Si no estás acostumbrado, empieza por 10 minutos hasta que tengas suficiente resistencia para llegar hasta 30 minutos.

Dieta

Una dieta saludable disminuye el riesgo de padecer enfermedades del corazón, el colesterol, la presión arterial y ayuda a mantener un peso saludable. Una dieta saludable es la que incluye frutas, verduras, cereales integrales, proteínas magras, productos lácteos bajos en grasa, nueces, semillas, legumbres y grasas saludables (omega-3 y grasas monoinsaturadas).

Evita los alimentos ricos en grasas saturadas y grasas trans, al igual que la comida rápida, el azúcar y los alimentos procesados.

Estrés

El estrés es parte de la vida diaria. Pero la manera en que manejamos el estrés, marca la diferencia en cómo éste afecta a nuestra salud.

Si nuestra forma de desestresarnos es comer en exceso, fumar, beber en exceso o dejar de lado nuestra salud de otras maneras, pondremos en riesgo nuestra salud y tendremos más probabilidades de sufrir una enfermedad cardiovascular.

Aprende a manejar o a disminuir el estrés para que te ayude a tomar decisiones más saludables.

Consumo de alcohol

Aunque una copa de vez en cuando no es perjudicial, abusar del alcohol aumenta el riesgo de sufrir un ataque al corazón o tener un accidente cerebrovascular. Beber demasiado alcohol eleva la presión arterial, añade calorías vacías a nuestro organismo, puede contribuir a la obesidad y dificulta la pérdida de peso.

Si bebes, reduce la cantidad de alcohol al máximo posible. Si no bebes, no empieces.

Presión arterial alta

La hipertensión arterial es el mayor factor de riesgo para sufrir un accidente cerebrovascular. Lo que tienes que hacer para reducir la presión arterial es: reducir la ingesta de sal o sodio, hacer ejercicio, dejar de fumar, no beber alcohol y reducir el estrés. Si aún así lo tienes elevado, consulta con tu médico para tomar medicación.

Colesterol

El colesterol elevado aumenta el riesgo de tener enfermedades cardiovasculares o de tener un accidente cerebrovascular. Un estilo de vida saludable, incluyendo ejercicio y una dieta saludable que mantenga a raya las grasas saturadas, las grasas trans y el colesterol, puede bajar el colesterol.

Si no es suficiente con esto, es probable que necesites tomar medicación. Consúltalo con tu médico de cabecera.