Cuida tu salud

La salud es lo más importante

5 maneras de mantener tu vagina saludable

Infecciones urinarias, hongos, complicaciones derivadas del periodo... hay muchos problemas que pueden poner en riesgo la salud vaginal, pero con estos sencillos cambios, podrás mantener las infecciones a raya y reducir tus visitas al ginecólogo.

Vigila tu cuchilla de depilar

5 maneras de mantener tu vagina saludable

Las hojas de la cuchilla de depilar tienen muchas bacterias, y se deben reponer regularmente después de 10 usos o cuando empiecen a estar visiblemente oxidadas. Al igual que el cepillo de dientes, nunca se deben compartir.

Esas bacterias pueden causar una infección, especialmente si te cortas mientras te depilas. Evita depilarte mientras tienes el periodo, que es cuando estás más susceptible al dolor y a erupciones cutáneas.

Tienes que usar ropa interior sosa a veces

Si tienes un problema o piensas que puedes tener una infección, tu mejor defensa está en tu cajón de ropa interior. Evita la lencería fina que pueden causar irritaciones y rozaduras, y opta por braguitas de algodón, que pueden eliminar fácilmente la humedad.

El nylon y la lycra pueden retener la humedad, y es lo último que queremos. A veces, una sosa braga de algodón blanco puede ser tu mejor aliada, la ropa blanca tiene menos tintes químicos y expone la piel a menos irritantes potenciales.

Toma probióticos como parte de tu rutina diaria

Los probióticos son beneficiosos para la salud. Aunque pensamos que las bacterias son lo que causan las enfermedades, los probióticos están llenos de bacterias buenas que eliminan la infección, y que repone la flora natural.

Añadirlo a nuestra rutina diaria, puede ayudarnos a mantener una flora equilibrada, y a fortalecer las defensas naturales.

Evita las bañeras de hidromasaje y los jacuzzi

Las bacterias prosperan en lugares húmedos y cálidos, así que una bañera de agua caliente no es lo mejor para una vagina sensible. Si estas en un spa, ten cuidado con las bañeras de hidromasaje. No sólo se convierten en criaderos de gérmenes, sino que también contienen sustancias químicas irritantes como el bromo y el cloro.

En vez de bañera, utiliza la ducha. Seca tu traje de baño inmediatamente y evita los jabones perfumados y las bombas de baño.

Elimina los tampones con perfume

Si tienes una vagina sensible, los tampones con perfume pueden causar inflamación, picazón e infección. Las fragancias utilizadas para hacer tampones perfumados, pueden alterar el pH vaginal natural.

Utiliza en su lugar tampones orgánicos o de algodón que no tienen fragancia ni colorantes.

Estos simples cambios en nuestro estilo de vida, pueden prevenir las infecciones y aumentar nuestras defensas corporales. No son cosas difíciles de instaurar en nuestra rutina diaria, y pueden suponer un gran cambio.